La Acupuntura Facial: La evolución de nuestro rostro

 In Acupuntura Facial

‘La cara es el espejo del alma y los ojos son sus intérpretes’. Cicerón.

‘A partir de los 40 tenemos la cara que nos merecemos. “Los expertos en morfopsicología (ciencia clínica y humana que estudia la correlación entre rostro y mente) afirman que sobre la base de la herencia genética, hemos ido moldeando una fisonomía, reflejo de nuestra forma de ser, de las actitudes que predominan en nuestra vida y de los sentimientos frecuentes”, explica Teresa Baró, experta en habilidades de comunicación personal. Es decir, si una persona ha sido muy seria, una vez que llegue a la madurez puede que se le hayan marcado en el rostro unas arrugas hacia abajo, un rictus fruncido. Esta especialista apunta que las arrugas o los surcos son el resultado del movimiento repetido de los músculos y de horas y horas de mantener una misma expresión.’ (*)

Casi tres años sin dormir una noche completa, lactancia las 24 horas, brotes artríticos día si y día casi también (por fin ya desaparecidos, gracias a la Acupuntura Japonesa) y momentos de mucho estrés emocional han dejado huella en mi cara. Es ahora, a mis 40 años, cuando he sido consciente de que la cara de cada persona es el reflejo de todo lo que vive y siente. Mi cara lo refleja a la perfección: Surcos y arrugas (no sólo las de expresión) que confirman claramente que ha habido un estrés emocional y físico importante. Si la mano puede predecir nuestro futuro, confirmo que la cara puede leer nuestro pasado vivido. 
Y lo corroboro al saber que la lectura del rostro se ha practicado durante miles de años:

‘En la China anterior a Confucio, hace unos 2.500 años, la lectura del rostro era una profesión. En la misma época, Pitágoras inició en la Grecia clásica el estudio de la fisiognomía: se cree que elegía a sus discípulos basándose en sus rasgos faciales, haciendo un examen del rostro y del cuerpo en general. Gracias al estudio del psicólogo estadounidense Albert Mehrabian sabemos que la palabra sólo tiene un 7% de incidencia en la capacidad de influir en los demás. La importancia de la comunicación no verbal, sin embargo, asciende hasta un 55%. Y ahí la cara juega un papel vital. Un gesto puede anular de un plumazo un discurso lleno de argumentos. Hay que saber que los dos mayores focos de información se hallan alrededor de la boca y de los ojos.'(*)

La filosofía oriental recomendaba unas pautas para mantenernos bellas. Iba dirigido a las mujeres pero bien podría aplicarse también a los hombres. Expongo algunas de ellas:

‘Duerme por lo menos ocho horas cada noche y acuéstate antes de las once.
Enamórate. Disfruta de tu vida. No te pases el tiempo preocupada. Los hábitos de deseos insatisfechos afean a una mujer. Acepta tu edad y los cambios en tu belleza. Una mujer mayor preciosa, es preciosa ya que su mente y espíritu son sabios y están llenos de gracia. A la edad de cuarenta, la mente se hace visible en la cara. No te quejes. No tengas envidia. No te irrites. Tu salud se deteriorará y tu piel se resentirá. Si tus hombros están tensos o duros, tendrás líneas y arrugas en tu cara. Todo el mundo tiene arrugas, pero trata de evitar las arrugas controlando tu mente y tus emociones. Las arrugas son un reflejo de tus pensamientos y sentimientos.'(*)

Totalmente de acuerdo y sobre todo con la última frase. Yo considero que las arrugas son parte de nuestra evolución, de nuestro aprendizaje y, por supuesto, de nuestra madurez y bagaje vital. Las encuentro muy atractivas y bellas pero no tanto las que provienen de emociones negativas ya que son las que verdaderamente afean nuestro rostro y reflejan el dolor vivido:

‘Al mirar un rostro recabamos mucha información: el estado de ánimo de la persona, su actitud, sus intenciones y sus emociones. Según el catedrático de Psiquiatría Enrique Rojas, la personalidad asoma a la cara: “En el rostro reside la esencia de la persona”. Por eso es tan importante saber gestionar su expresividad y aprender a leer correctamente las caras de los demás. “La lectura del rostro hace que una persona sea más poderosa, porque el conocimiento es poder”, comenta Rose Rosetree.'(*)

A raíz de verme detenidamente al espejo (cosa que no hacía desde hace años ya que no tenía tiempo ni para peinarme) nació mi interés por una rama de la Acupuntura que no tenía ni idea de que existiera. Así que empecé a estudiar lo que actualmente llaman Lifting con Acupuntura:

‘Ya en los clásicos de la medicina china se contemplaba pero fue en los años 70 cuando en el hospital de medicina tradicional china de Pekín se dieron cuenta al tratar a pacientes con parálisis facial que el lado de la cara tratado con agujas mostraba una notable mejoría con respecto al lado no tratado reflejando un mejor tono muscular, una mejor irrigación sanguínea, un lustre más saludable y una mejor apariencia. A raíz de esto comenzaron a investigar el uso de la acupuntura con fines estéticos y el gobierno chino diseñó un curso oficial de acupuntura cosmética. Posteriormente esta técnica fue mejorada y retocada por acupuntores en los Estados Unidos que añadieron nuevos puntos y nuevas técnicas a las ya existentes creando un nuevo programa y protocolo de máxima eficacia. Fruto de ello nace el Lifting con Acupuntura.’ Jason Smith.

Gracias a Jason Smith, terapeuta y profesor de Medicina China y colaborador de Giovanni Maciocia (uno de mis favoritos, recientemente desaparecido…), me metí de lleno en este mundillo estético, lo cual me fascinó aún más.
Para los curiosos e interesados os cuento más detalladamente:

El tratamiento consiste en la inserción de finas agujas en el rostro (mucho más finas y pequeñas que las que se usan para el cuerpo) en puntos específicos y otras, las intradermales (son minúsculas), que tratan de forma particular las arrugas, patas de gallos, entrecejo, surco naso-labial… Además se aplican agujas en puntos distales, es decir, puntos alejados de la cara, para contrarrestar y equilibrar el Yin-Yang y todo lo anterior se puede complementar con auriculoterapia. Una vez colocadas se dejan unos 20 minutos. La inserción y manipulación de las agujas producirá una estimulación en la microcirculación sanguínea y una producción extra de colágeno y elastina de forma natural en la zona del rostro. 
Veamos los beneficios:

  • 
Las agujas estimulan los nervios causando una contracción de la dermis.
  • Los músculos faciales se recogen y se produce el estiramiento de la piel.
  • Mejora el tono muscular.
  • Incrementa la producción de colágeno y la elastina reafirmando la piel y rellenando las arrugas.
  • Reduce las líneas de expresión, bolsas en los ojos, cejas caídas, reduce papada, patas de gallo…
  • Mejora la flacidez muscular facial.
  • Las agujas estimulan los nervios causando una contracción de la dermis.
  • Mejora la microcirculación sanguínea en la cara y, por lo tanto, la nutrición celular reavivando el brillo facial.
  • El envejecimiento no es más que la falta de irrigación, este efecto es particularmente notable en la piel de la cara debido a la abundancia de vasos y nervios.
  • Al expandir los vasos sanguíneos y estimular la circulación sanguínea se refuerza el metabolismo de la piel y mejora el balance hormonal y la función inmunológica.
  • Tiene un efecto drenante regulando la secreción de las glándulas sebáceas mejorando la elasticidad de la piel y evitando la obstrucción a nivel cutáneo y ayuda a eliminar toxinas mejorando las condiciones patológicas de la piel proporcionando un aspecto más saludable en pieles castigadas por el estrés.

Tiene que quedar claro que los efectos del Lifting con Acupuntura no son comparables a los conseguidos con una operación de cirugía. Así que ahora nadie se piense que con esta técnica podrá aparentar 20 años menos ya que eso, a parte de ir contra natura, sería irrealista y totalmente engañoso. No creo que seamos tan niños…

El número de sesiones no son las mismas para todas las personas pero con 10-12 sesiones se atenúan las arrugas tonificando la piel y devolviéndole su brillo natural. Por supuesto que el número de sesiones y efectos dependerán de los tipos de piel además de llevar unos hábitos de vida y alimentación saludables para así obtener buenos resultados.

Hay tres momentos clave en los que recurrir a esta técnica:

‘- A partir de los 25 años, cuatro sesiones bastan. Estas producirán un efecto sobre el brillo y la textura de la piel y regularán pequeños problemas cutáneos.


- A partir de los 35 años, una sesión cada dos meses. El objetivo es retrasar el proceso de envejecimiento. El lifting activa la microcirculación y la producción de colágeno.


A partir de los 45 años se realizan ‘tratamientos de ataque’ para tonificar la piel. Se realizarán 4 sesiones durante el primer mes y el resto para completar las diez sesiones se realizarán cada 15 días. Después, una sesión en cada cambio de estación será suficiente para mantener los efectos de tratamiento.’
Espero que muchos empiecen a cuidarse en todos los sentidos y que aprovechen esta técnica que está dando tan buenos resultados y sin efectos secundarios. Personalmente creo que lo más bello es envejecer aceptando nuestro lado oscuro para realzar y aumentar nuestra belleza interior. Si conseguimos que esta última sea la protagonista seremos unos maduritos muy gustosos y atractivos.

Abraham Lincoln una vez tuvo que nombrar a una persona para su gabinete y la rechazó con el siguiente argumento: “No me gusta su cara”. Su consejero objetó, aturdido, que el hombre no era responsable de su cara. Pero Lincoln discrepó. “Cualquiera mayor de 40 años es responsable de su rostro”.’ (*)

Pide tu cita y descubre los beneficios de la Acupuntura Facial.

Yo Isasi

acupunturamenorca.com

Recommended Posts
error: Content is protected !!